martes, 10 de octubre de 2017

La bolsa española sigue nerviosa con Cataluña

La bolsa española sigue con gran nerviosismo por el tema catalán.

No se hace sino hablar del artículo 155 y de la fuga incesante de empresas de Cataluña.

En un panorama así poco importa que las grandes bolsas mundiales como Wall Street, el DAX 30 o el Nikkei 225, el cual está tonteando en máximos de 20 años, ahí es nada.

Es decir, a los Estados Unidos, la locomotora europea y al Extremo Oriente asiático le va bien pero el IBEX no levanta cabeza con tremendo panorama político que se le presenta.

En esto hay algo curioso, porque, por ejemplo, tenemos a Japón que tiene por vecina a Corea del Norte, y sin embargo el Nikkei está subiendo de manera muy fuerte los últimos meses. 

Debe ser que los japoneses no están muy preocupados porque Kim les lance un misil nuclear un dia de estos.

Hoy es un día bastante malo para la bolsa española con una caída bastante pronunciada de sus principales empresas financieras: el Santander y el BBVA.

Claro, estas dos no pueden trasladar su sede fuera de Cataluña.

Ya “están”, fuera de Cataluña.



El Santander aun está lejos de sus mínimos de verano.

Lo que pasa que en un entorno español donde no se habla de otra cosa que de los traslados de sedes es casi lógico que algunas empresas tengan que pagar un pequeño precio por no poder hacerlo.

De cualquier manera estamos hablando de caídas muy pequeñas, sin que haya pánico ni parezca que lo vaya a haber, de momento.

Ahora bien, el BBVA está tonteando con el soporte de los últimos meses en 7,1.

El riesgo viene por partida doble:

-          Primero, que se profundice la crisis en Cataluña

-          Dos, que ocurra una corrección de al menos el 10% en Wall Street.

Por otro lado tendríamos el caso de que el problema catalán se soluciona de manera milagrosa, como casi siempre suele ocurrir en estos casos, o también el caso de que Wall Street siga subiendo de manera ininterrumpida hasta el infinito, lo cual no desencajaría mucho con lo que hemos visto los últimos años.

Si os digo la verdad, no sé lo que va a pasar a corto plazo.

Puede ocurrir cualquiera de las dos cosas.

Ahora bien, en cuanto el panorama en Cataluña se normalice un poco el IBEX 35 tendría que subir como un cohete para cerrar brecha “política” con los índices mundiales, al menos a corto plazo, porque lo que es a más largo plazo siguen habiendo nubarrones muy fuertes en la economía española.

Nubarrones tan fuertes como que se trata de una economía insostenible.


Y lo que es insostenible se tiene que purgar, de una u otra manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario