martes, 3 de octubre de 2017

A Wall Street tampoco le importa un pimiento Cataluña

El referéndum de Cataluña no es cosa pueril.

Estamos hablando de la posible ruptura política de España, uno de los países mas importantes de la Unión Europea.

Sin embargo, podemos ver como las crisis políticas de este tipo apenas tienen efecto en las bolsas mundiales, cuyas empresas dependen de otro tipo de cuestiones.

Es decir, a Apple le da un poco igual la situación política de España.

Incluso en periodos como la Segunda Guerra Mundial, con destrucción 10.000 veces mayor en todos los sentidos, la bolsa americana permaneció abierta, y no se comporto mal del todo teniendo en cuenta las circunstancias.



El resto de las bolas europeas, comandadas por el DAX están igual que el S&P500.

Parece que ni les va ni les viene el tema de Cataluña.

De hecho, el que España pueda romperse parece que le va muy bien a la Bolsa alemana, francesa o inglesa, con subidas espectaculares.

Como no podía ser de otra manera el que más sufre con el asunto es el vilipendiado IBEX 35, y particularmente algunas empresas nacionales, sobre todo las catalanas, como Caixabank, aunque tampoco le va tan mal como podría parecer en un país que está al borde de desintegrarse y con un paro masivo del 18%.

Hay que reconocer que en términos bursátiles el QE ha tenido un gran éxito.

Wall Street sigue en uno de los mercados más espectaculares de todos los tiempos.


Incluso un veterano como Art Cashin nos muestra su asombro ante este atípico mercado alcista de Wall Street: “Nunca he visto unos mercados así en toda mi vida”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario