martes, 3 de octubre de 2017

A Bitcoin le importa un pimiento Cataluña

Los mercados son fascinantes.

Hace no muchos días, apenas dos semanas, Bitcoin estaba cayendo de una manera que para muchos parecía el final del mundo, con mucha gente volviéndose pesimista y vendiendo sus Bitcoins tras haber comprado, probablemente en precios superiores.

Bueno, como dije hace dos semanas, estábamos más bien ante un buen momento para comprar Bitcoins de manera especulativa, porque con el precio habiendo caído más de un 30%, se nos presentaba la corrección perfecta que nos suelen dar los mercados en tendencia para entrar con mejores garantías.

En efecto, así fue.

bitcoin octubre 2017


Si bien Bitcoin cayó otro 10% más desde ese día, lo cierto es que eso marcó el suelo de la caída y el rebote fuerte vino rápidamente, llevando a Bitcoin hasta casi los 4.500 dólares, una subida de casi el 50% en dos semanas, ahí es nada.

Como podemos ver, cuando tenemos mercados excesivamente alcistas, tal y como ocurrió en agosto de este año, la presión mediática será para que compremos, porque el activo no hace mas que subir y demás.

Sin embargo, lo mejor para comprar en este tipo de movimientos es esperar un poco a que la cosa corrija, tal y como ocurrió un mes después.

 A día de hoy estamos en un momento de inflexión.

Si continua la tendencia de los últimos años – lo mas lógico – lo mejor sería comprar.

Pero nadie nos garantiza eso.

Yo si tuviera que apostar a corto/medio plazo diría que compraría, pero que conste que mejor momento lo tuvimos hace dos semanas.

Hoy no es tan bueno, pero no deja de ser malo del todo.

La subida está siendo tan fuerte este año que cada vez se habla más de la amenaza que posee Bitcoin y las monedas virtuales contra el sistema bancario, tal y como hizo Christine Lagarde ayer.

Claro, Lagarde sabe de lo que habla, lo que ocurre es que no cuenta toda la verdad, porque bien sabe que el futuro de las divisas mundiales pasa por la digitalización, lo que no dice es que dicha digitalización no tendrá a Bitcoin como epicentro, sino será otra cosa, obviamente controlada por el futuro Estado Mundial.

Lo malo que tiene Bitcoin es justamente lo opuesto a lo bueno, es decir, que un activo que es capaz de subir un 5.000% en un par de años, también puede caer un 100% de la noche a la mañana.
Esa es la jodida realidad.


Mientras tanto, continuemos en la fiesta alcista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario